top of page

Pautas Sencillas para una Compra de Alimentos Saludable

¡Bienvenidos a nuestra comunidad de nutrición!


En este artículo, compartiremos contigo algunas pautas sencillas para hacer una compra saludable. Sabemos que tomar decisiones acertadas en el supermercado puede ser abrumador, así que aquí tienes algunos consejos prácticos que te ayudarán a elegir alimentos más saludables.


1. Haz una lista de compras: Antes de salir de casa, es fundamental hacer una lista de los alimentos que necesitas. Esto te ayudará a mantenerte enfocado en tus opciones saludables y evitará que compres i


mpulsivamente alimentos poco nutritivos. Planificar tus comidas de antemano también te permite comprar los ingredientes adecuados para preparar comidas balanceadas.


2. Llena tu carrito con alimentos frescos: Prioriza los alimentos frescos, como frutas y verduras. Estos son ricos en nutrientes, vitaminas y minerales esenciales para tu salud. Intenta incluir una variedad de colores en tus elecciones de frutas y verduras, ya que cada color indica diferentes nutrientes beneficiosos.


3. Prefiere granos enteros: Al seleccionar granos, opta por opciones integrales en lugar de refinadas. Los granos enteros, como el arroz integral, la quinoa y el pan integral, son ricos en fibra y nutrientes esenciales. La fibra te ayudará a mantenerte saciado por más tiempo y promoverá la salud digestiva.


4. Elige proteínas magras: Al comprar carnes, aves y pescados, busca opciones magras y con bajo contenido de grasa. Esto incluye pechuga de pollo sin piel, cortes magros de carne de res, cerdo o pavo, y pescado rico en ácidos grasos omega-3, como el salmón o la trucha. También puedes considerar fuentes vegetales de proteínas, como legumbres, tofu o tempeh.


5. Bebe agua: El agua es esencial para mantenernos hidratados. Cuando hagas tu compra, asegúrate de incluir suficiente agua en tu lista si no cuentas con un filtro en casa. Evita las bebidas azucaradas y opta por agua mineral, agua con gas o infusiones naturales sin azúcar agregada.


6. Limita los alimentos procesados: Los alimentos procesados suelen ser altos en sodio, azúcares añadidos y grasas trans/saturadas. Lee detenidamente las etiquetas de los productos y evita aquellos con una larga lista de ingredientes poco saludables. Opta por alimentos frescos y preparados en casa siempre que sea posible.


Recuerda, hacer una compra saludable es un paso crucial hacia una alimentación saludable y el utilizar la etiqueta nutricional de la forma correcta es una gran ayuda para estar en control de tu alimentación. Si necesitas una guía sobre como interpretar la etiqueta nutricional te puedes registrar a nuestro MasterClass: Descubriendo la Etiqueta Nutricional: Salud y Nutrición. Te puedes registrar en el siguiente enlace.


Utiliza estas pautas como guía para tomar decisiones más conscientes en el supermercado y, ¡disfruta de una vida más saludable y nutritiva!


Esperamos que estos consejos te sean útiles.


¡Nos vemos en el próximo artículo de nuestra comunidad de nutrición!

214 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page