top of page

Nutrientes a Vigilar en una Alimentación Basada en Plantas

Si estás optando por una alimentación basada en plantas, ¡felicidades por darle un impulso saludable a tu vida! Aunque este estilo de alimentación es increíblemente beneficioso para tu salud y el medio ambiente, es importante asegurarse de obtener todos los nutrientes esenciales. Aquí hay algunos nutrientes clave a vigilar para garantizar que tu dieta esté equilibrada y nutritiva:


1. Proteínas: Son esenciales para la reparación, manejo de peso, hipertrofia y el crecimiento celular. Incorpora alimentos como legumbres (lentejas, garbanzos), tofu, tempeh, seitan, quinua y frutos secos.


2. Hierro: Es vital para transportar oxígeno en el cuerpo. Opta por espinacas, legumbres, cereales fortificados y frutos secos para mantener tus niveles de hierro en un rango saludable. El hierro vegetal es mejor conocido como hierro no-hemo necesita una fuente de vitamina C para mejorar la absorción de este hierro,


3. Calcio: Fortalece tus huesos y dientes con alimentos ricos en calcio, como brócoli, col rizada, higos, almendras y bebidas vegetales fortificadas.


4. Vitamina B12: Esta vitamina es esencial para la función nerviosa y la formación de glóbulos rojos. Como se encuentra principalmente en productos animales, considera suplementos y alimentos fortificados.


5. Omega-3: Fuentes de ácidos grasos omega-3 son esenciales, incorpora semillas de chía, nueces, linaza y algas marinas.


6. Vitamina D: Ayuda a tu cuerpo a absorber el calcio y fortalecer los huesos. Disfruta de la luz solar y consume alimentos fortificados, como bebidas vegetales, para obtener suficiente vitamina D.


7. Zinc: Es esencial para la función inmunológica y la salud de la piel. Semillas de calabaza, legumbres y nueces son buenas fuentes vegetales de zinc.


8.Yodo: Mineral esencial para el funcionamiento adecuado de la tiroides, que a su vez regula el metabolismo y juega un papel crucial en el crecimiento y desarrollo normal. Alimentos de origen vegetal que contienen yodo son las algas, como el nori, el dulse y el wakame. Pueden ser incorporadas en platos como sushi, ensaladas y sopas. Otra fuente sería la sal yodada. Es importante tener en cuenta que la cantidad de yodo presente en las algas marinas puede variar significativamente según el tipo y la preparación. Consumir cantidades excesivas de algas puede llevar a un exceso de yodo, lo que también puede tener efectos negativos en la función tiroidea. Por lo tanto, es esencial mantener un equilibrio y ser consciente de la cantidad de yodo que consumes.


En la mayoría de los casos es necesaria la suplementación pero es importante conocer que la suplementación se individualiza.


Si necesitas ayuda con tu alimentación, aquí estoy.

78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page